Se encuentra usted aquí

Michael Jackson, ¿asesinado?

Miércoles 21 de Noviembre, 2018
Fue un artista de abrumador talento cuya vida, marcada por la fama y el escándolo, terminó de forma abrupta en medio de un gran misterio. ¿Valía más muerto que vivo? Óscar Herradón.

"Insisto, a mi hijo Michael lo mataron”. Así de contundente se mostraba Joe Jackson, padre del Rey del Pop, en 2012, tres años después del fallecimiento de este último. Joseph Walter “Joe” Jackson moría también el pasado miércoles 27 de junio tras una vida marcada por los excesos, el éxito y los escándalos, acusaciones de abusos incluidas.

Saldaba cuentas con Caronte el mismo mes que lo hacía su hijo, nueve años atrás, un suceso que ha generado múltiples teorías de la conspiración, que en muchos casos crecen con el tiempo, a pesar de haber sido ya juzgado el supuesto responsable. En 2011 era condenado a cuatro años de cárcel el doctor personal de “Jacko”, Conrad Murray, por homicidio involuntario.

Sin embargo, en las citadas declaraciones, el patriarca de los Jackson Five aseguró que “pronto saldrán a la luz las pruebas que demostrarán que su hijo fue asesinado como parte de una escalofriante conspiración en la que muchas personas están untadas”. En la misma línea se había pronunciado su hija Latoya Jackson en julio de 2009, apenas unas semanas después de la muerte de su hermano: “Sé quién asesinó a Michael. Hubo una conspiración.

Creo que fue todo por dinero. Michael valía más de 1.000 millones de dólares en activos por derechos de difusión musical y alguien lo mató por eso. Valía más muerto que vivo”. Aunque no dio nombres, sus palabras, tan sólo dos días después de que el jefe de la policía de Los Ángeles admitiera que el asesinato era una de la líneas de investigación, no hicieron sino echar más leña al fuego de los conspiracionistas.

La última de la saga familiar en insistir en este mismo punto ha sido la hija mayor del Rey del Pop, Paris Jackson, en declaraciones incendiarias a la revista Rolling Stone en 2017.

Según la joven, su padre le dijo en varias ocasiones que estaba sentenciado, algo que –afirma– a sus 11 años no entendía pero que ahora comprende a la perfección: “Estoy convencida (de que lo asesinaron). Sé que suena a teoría conspirativa, pero sus fans y su familia sabemos que todo fue un engaño. Quiero vengarme, pero esto es como el ajedrez y voy a intentar jugar mi partida de la mejor manera posible. Eso es todo lo que puedo decir ahora”.

Además de contribuir a engordar la teoría conspirativa, Paris reveló también delicados detalles de su vida, y afirmó que fue violada a los 14 años por un desconocido, lo que la llevó a varios intentos de suicidio que dejaron marcas en su cuerpo que ocultó con más de 50 tatuajes. Sobre Michael, afirmó que “era el mejor padre del mundo” y añadió:

“Perdí la única cosa que más me importaba. (…) Así que de ahora en adelante, nada malo puede suceder (…). Lo siento conmigo todo el tiempo”. Pero, ¿qué pasó realmente el día que falleció Michael Jackson, hace nueve largos años?

Según lo que relató en el juicio, el doctor Conrad Murray –contratado como médico personal por el propio Jackson para la frustrada gira This Is It!– encontró al cantante, el 25 de junio de 2009, tendido sobre su cama, sin respirar y con escaso pulso. A pesar de sus intentos por reanimarlo, no lo logró. La causa oficial del fallecimiento, afirmó Conrad, había sido una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepinas.
En un primer momento, se pensó que la causa había sido una inyección de petidina, un analgésico al que Jackson había sido adicto en los años 90, algo que desmintió la autopsia.

Finalmente, el 28 de agosto, el facultativo fue acusado de homicidio involuntario, por haberle suministrado, efectivamente, propofol, un fuerte analgésico que debe administrarse con un equipo de monitorización y resucitación preciso del que no disponía. Condenado a cuatro años de prisión en noviembre de 2011, salió bajo libertad condicional en 2013, pero su condena no consiguió acallar las voces de quienes afirmaban que hubo algo más tras la extraña muerte del músico.

Lo cierto es que en las últimas décadas, el escándalo no dejó de salpicarle, desde su extraño cambio de apariencia y su delicada salud hasta sus múltiples excentricidades. Ante tanta controversia por su “cambio de piel”, una de las leyendas urbanas más extendidas de los últimos 30 años, junto a los cambios de sangre de los Rolling o el retiro dorado de Elvis tras fingir su muerte, el propio Jackson llegó a declarar que su apariencia se debía a una enfermedad, el vitíligo, que causa despigmentación, por lo que utilizaba el maquillaje para darle un tono acorde a su rostro. Aquello no convenció a muchos.

Pero lo más duro vino en 2004, cuando era acusado de haber construido su multimillonario parque de atracciones, Neverland, en Santa Bárbara, “para seducir y abusar sexualmente de niños”. Finalmente, se demostró que todo era rotundamente falso, pero erosionó su imagen pública de manera inexorable hasta su muerte. Su vida y su final parecían formar parte del retorcido argumento de un Thriller. D.E.P.

Autopsia de los hechos
Las teorías de la conspiración sobre el Rey del Pop son innumerables. La más célebre afirmaba que Jackson dormía en una cámara hiperbárica con la finalidad de no envejecer. Lo cierto es que, tras un acciente que le provocó importantes quemaduras en el cuero cabelludo en 1984, el músico fue introducido durante un rato en una de dichas cámaras.

Alguien le hizo una foto y comenzó la leyenda urbana… Él mismo tuvo que desmentir este punto, así como lo del cambio de piel, en un programa de Oprah Winfrey. También se dijo que al artista se le había caído la nariz durante un programa televisivo, emitido en 2001: se había herido durante unos ensayos y acudió al programa con la nariz vendada, aunque sus explicaciones sirvieron de poco.

En cuanto a su muerte, la teoría criminal apuntaba a la cadena AEG, responsable de la gira This Is It. Otras afirman que Jackson no está muerto, sino que todo respondía a un elaborado plan de marketing para relanzar su carrera musical. Hay conspiracionistas que afirman que vivecon Elvis en una casa franca de la CIA. Otros, con la princesa Diana de Gales en la tienda Harvey Nichols. A las mismas se suman los Illuminati, y sus canciones contendrían “mensajes secretos” que revelan la oscura verdad sobre la industria musical.

La más delirante, esbozada por Sorcha Faal, afirma que la causante de la muerte fue la CIA a través de un arma de radiación electromagnética que le provocó un paro cardíaco. De ello tendrían pruebas los servicios secretos rusos. Y la más reciente, que el músico… ¡brillaba en la oscuridad! según unas bailarinas que se presentaron a sus audiciones.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario