Se encuentra usted aquí

Espectros en carreteras

Martes, Junio 13, 2017 - 06:50
Más allá de su dimensión folclórica, son innumerables los sucesos extraños en las carreteras de los que diversos testigos dan cuenta.
José Manuel Morales
2

EL FANTASMA DEL PASO A NIVEL

Así, he encontrado casos en Córdoba en los que la persona al principio recelaba de hablar y me confesaba haber sido protagonista de una situación extraña. Sobrecogedor me resultó el testimonio de Gaspar Núñez, trabajador de RENFE, hoy maquinista-jefe de tren en Córdoba.

Allá en 1994, este veterano conductor de ferrocarril se encontraba trasladado a Cataluña, y allí fue encargado de realizar un servicio especial. Según le informaron, un tren repleto de pasajeros se había averiado en la estación de San Vicente de Calders, en Tarragona, y el encargo consistía en partir desde Barcelona en otro tren vacío, recoger a los viajeros y llevarlos de vuelta a la Ciudad Condal.

Minutos antes de partir, un superior le comentaba que la hija de un compañero había perdido el tren que debía llevarla a Tarragona, y pidió a nuestro testigo que la llevara con él. La joven subió a bordo. Acababa de anochecer y puesto que todos los vagones iban vacíos, las luces estaban apagadas, así que el conductor le pidió a la chica que se quedara con él en la cabina. La tímida muchacha se pasó en silencio medio viaje. Todo estaba tranquilo hasta que el tren comenzó a aproximarse a un paso a nivel. Entonces, la chica agarró a Gaspar por el brazo y le gritó: “¡Pita! ¡Pita! ¡Que ahí me maté yo!”. Sin entender lo que estaba ocurriendo, nuestro testigo tocó el silbato del tren de forma instintiva, y luego miró a su derecha para comprobar que la muchacha ya no estaba. Desconcertado, se levantó y empezó a mirar primero por la cabina, y luego por los vagones de los pasajeros a ver dónde se había metido, pero no encontró rastro alguno. Gaspar terminó el viaje aterrado. El conductor llegó a su destino solo y sin noticias de la hija del ferroviario. Una vez en Tarragona, se apresuró a preguntar a los compañeros si conocían al padre de la chica, y, efectivamente, era un especialista bien conocido por todos. Ese hombre tuvo una hija que murió arrollada por un tren cuando intentaba cruzar la vía… justo en aquel paso a nivel.