Se encuentra usted aquí

El último adiós a Charles Manson

Lunes 05 de Marzo, 2018
Charles Manson es un gurú del crimen, uno de los psicokillers más famosos. Murió el 19 de noviembre de 2017 siendo un sinónimo del mal absoluto a la vez que arrastraba una legión de fans que lo asumieron como una estrella pop inmortalizada en camisetas, pósteres y películas.

Charles Manson, Superstar”. Éste podría ser el epitafio de la tumba del que fuera considerado, en su día, el hombre más peligroso del mundo. Y es que Manson ha dado que hablar y ha generado controversia hasta el mismo momento de su muerte. No vamos a contar una vez más los crímenes de Cielo Drive en los que fueron salvajemente asesinados, entre otros, la esposa del también controvertido director de cine Roman Polanski, Sharon Tate, entonces embarazada de ocho meses, que tuvieron lugar en agosto de 1969 en el llamado “verano del amor” que acabó teñido de sangre y odio. Quizá el crimen más célebre del siglo XX y que ahora quiere llevar al cine Quentin Tarantino, en 2019, coincidiendo con el 50 aniversario. La historia da juego para ello.

Repasaremos, por el contrario, otros aspectos menos conocidos del líder de “La Familia” que ha dado tanto que hablar durante décadas, ahora que se está debatiendo qué hacer con su cuerpo, que se lo rifan todos sus hijos “naturales” y otros oportunistas en una situación casi esperpéntica.

Aunque en 1971 la mayoría de los miembros de la Familia –incluido Manson– que participaron en las masacres, fueron condenados a morir en la cámara de gas (después de que la pena de muerte fuera abolida en California), su pena pasó a ser de cadena perpetua. Desde entonces, casi todos siguen en prisión. La mano ejecutora, Charles “Tex” Watson, mató a tiros a Steven Parent y a Jay Sebring, y acuchilló a Voytek Frykowski, Abigail Folger y a Tate. Al día siguiente, acuchilló a Leno LaBianca y a su esposa Rosemary. Tras los crímenes huyó a Texas, donde fue detenido.

Hoy tiene 71 años y cumple condena en Mule Creek en Ion, California. En prisión se ordenó ministro religioso, se casó y tiene cuatro hijos. Lleva 46 años encerrado y se le ha denegado la condicional ¡17 veces! Patricia Krenwinkel participó en las dos escenas del crimen. Confesó haber perseguido a Abigail Folger en Cielo Drive hasta acuchillarla en 28 ocasiones. En casa de los LaBianca, escribió en la nevera, con sangre del matrimonio, las frases “muerte a los cerdos” y “Helter Skelter”. Hoy tiene 69 años y lleva 46 en prisión, con la condicional denegada 14 veces.

Susan Atkins, alias “Sexi Sadie”, fue la responsable de que la policía diera con el clan Manson. Tres meses después de los crímenes los culpables seguían en libertad y fueron detenidos por un robo de coches. Atkins se jactó ante sus compañeras de celda de haber participado en los crímenes. Confesó que había acuchillado a Sharon Tate y Voytek Frykowski y que, por orden de Watson, usó la sangre de la esposa de Polanski para pintar la palabra “PIG”–CERDO– en la puerta de la vivienda. En prisión se hizo religiosa, casándose dos veces. Se le denegó la libertad condicional en 13 ocasiones y, en 2008, le fue diagnosticado cáncer en el cerebro. En 2009 moría entre rejas.

Leslie Van Houten participó en el crimen de los LaBianca. Fue condenada por sujetar a Rosemary Labianca y, por orden de “Tex”, la acuchilló 16 veces. Aunque se arrepintió, tiene 68 años y cumple cadena perpetua en la cárcel de mujeres de Chino. Lynette Fromme no participó en los asesinatos, aunque durante el juicio defendería a Manson a las puertas del tribunal. En 1975 intentó asesinar al presidente Gerald Ford en Sacramento, magnicidio que se frustró porque se le encasquilló la pistola. Condenada también a cadena perpetua, mantuvo una relación epistolar con Manson. En 2009 obtuvo la libertad condicional.

Linda Kasabian condujo el coche que trasladó a la Familia a la mansión, pero se quedó montando guardia en la puerta y no participó en los crímenes. Su testimonio fue capital para lograr la condena del resto. Hoy tiene 68 años y vive bajo otro nombre en una caravana junto a su familia. Dio con ella el realizador Nick Godwin cuando preparaba el documental Manson (2009). Apareció en la cinta contando las semanas que vivió con la secta. Godwin le dio un CD del grupo de rock Kasabian, que tomó su apellido para el nombre de la banda, cual celebrity.

 

MANSON EN LA PEQUEÑA Y GRAN PANTALLA

Poco antes de su muerte, en un episodio de la última temporada de la serie American Horror Story, un actor interpretaba a Manson. Éste también inspiró parte de la trama de la serie Mindhunter, la nueva apuesta de David Fincher. Está basada en el libro de memorias de John S. Douglas, un agente del FBI que en los años 70 fue pionero en elaborar perfiles criminales de serial-killers. Douglas se entrevistó en prisión con asesinos como “El estrangulador de Boston” o el propio Manson. En la serie protagonizada por David Duchovny, Aquarius, la trama gira completamente en torno al propio gurú y su comuna de hippies descontrolados. Esa es su enorme influencia en nuestros tiempos.

No es la primera vez que nuestro protagonista inspira películas o series. En 2004 Jeremy Davies –célebre por interpretar al científico Daniel Faraday en Perdidos– dio vida a Manson, logrando un gran parecido físico con el criminal, en la película televisiva Helter Skelter. Con ese mismo título se estrenó otro largometraje mucho antes, en 1976, entre muchas otras.

 

UN CADÁVER MUY RENTABLE

Dicen que muerto el perro se acabó la rabia, pero lo cierto es que en este caso, el “enemigo público número 1” de los EEUU sigue siendo malo, y rentable…

Un museo de Las Vegas, el Haunted Museum, propiedad de Zak Bagans, estrella del docureality Ghost Adventures, que emite Travel Channel, ha comprado varios objetos personales del afamado difunto. Lo que más llama la atención es la dentadura postiza del asesino, que le robó otro preso mientras cumplía condena en Corcoran, California, en las duchas de la prisión en 2010. Luego, el convicto le envió una fotografía para mofarse de él.

Además, entre el lote de artículos se encuentran varias manualidades creadas por Charlie, así como un collar con un pentagrama hecho de papel higiénico y tela de su ropa interior. Asqueroso, sí.

 

EL AMOR NO TIENE EDAD…

En 2013, una joven estudiante llamada Afton Elaine Burton, alias “Star Manson”, aseguró haberse enamorado del criminal tras mantener una nutrida correspondencia con él. Ambos comunicaron a la prensa que iban a casarse: Elaine incluso se rapó el pelo, se grabó una X en la frente y apareció en distintas fotografías en prisión con el octogenario recluso. Obtuvieron la licencia de matrimonio pero finalmente se destapó que Burton ni admiraba tanto al gurú ni su interés era tan “altruista”.

El periodista Daniel Simone comunicó al rotativo The New York Post que la groupie había engañado al incauto Manson. Lo que en realidad pretendía era, en complicidad con su colega Craig Hammond, hacerse con el cuerpo del criminal cuando muriera y exponer sus restos ¡en una cripta de cristal en Los Ángeles!, sacando cuantiosos beneficios.

Tras enterarse, Manson habría decidido no casarse; según Simone “finalmente se dio cuenta de que le tomaban por tonto”. No obstante, parece que abortó los planes de su prometida porque “él cree que nunca morirá, por lo que le parece una idea estúpida”. El 19 de noviembre pasado “el diablo” descubrió que no era inmortal.

 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario