Se encuentra usted aquí

¡LA NUEVA AÑO/CERO YA EN TU QUIOSCO!

Miércoles 03 de Abril, 2019
No son pocos los sacerdotes que han experimentado y divulgado sus comunicaciones con el mundo de los muertos. Incluso en territorio vaticano se han llevado a cabo prácticas para contactar con el mundo de los espíritus…
Vaticano y la búsqueda de vida extraterrestre

En 1952 no se hablaba de psicofonías. Aun faltaba más de una década para que este fenómeno –que cambiaría para siempre la forma de contactar con el Más Allá– comenzara a divulgarse por toda Europa y, años después, al resto del mundo. Por aquel entonces, prácticamente nadie disponía de una grabadora magnética y, las que había, eran muy rudimentarias y utilizaban un frágil hilo de metal para registrar los sonidos. En el Laboratorio de Física de la Universidad del Sagrado Corazón de Milán se encontraba uno de estos aparatos, que utilizaban habitualmente dos sacerdotes: Agostino Gemelli –fundador de la Universidad Católica de Milán– y Pellegrino Ernetti.
El 17 de septiembre de 1952, ambos religiosos estaban intentando grabar cantos gregorianos con el delicado artilugio, pero el alambre se rompía una y otra vez. En un momento dado, Gemelli exclamó: «¡Oh padre, ayúdame!», invocando a su progenitor fallecido. Cuando encendieron otra vez la máquina, los sacerdotes no escucharon el canto gregoriano que tendrían que haber registrado, sino la voz del padre de Gemelli, que decía: «¡Por supuesto te ayudaré! Estoy siempre contigo».


Se daba la circunstancia de que poco después del incidente, ambos sacerdotes tenían una audiencia con el papa Pío XII, a quien narraron lo sucedido. El pontífice únicamente se limitó a decir que se trataba de un descubrimiento de suma importancia, pero, que se sepa, nunca más volvió a pronunciarse sobre el asunto. Aun así, las investigaciones de ambos sacerdotes se prolongaron durante toda la década, haciendo diversas pruebas de laboratorio con el fin de obtener voces de personas fallecidas.

Años más tarde, en 1986, el padre Pellegrino Ernetti concedió una entrevista a la revista italiana Oggi, donde dio a conocer detalles sobre los resultados e investigaciones realizados desde aquella pionera grabación. Resulta sorprendente que una de las primeras voces del Más Allá grabadas con un magnetofón, fuese registrada precisamente por dos sacerdotes católicos que informaron inmediatamente al Papa del hallazgo. No hubo pronunciamiento oficial por parte del Vicario de Cristo, pero es de sobra conocido que Pío XII mantuvo una estrecha relación con el mayor divulgador y experimentador del fenómeno de las voces psicofónicas: Friedrich Jürgenson.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario